30 enero, 2006

el mar
no termina donde señala el horizonte,
tenemos los ojos cansados,
arrastramos como un olvido permanente
de todo lo que nos aleja

1 comentario:

IGNACIO dijo...

Los ojos cansados de vivir
y el olvido permanente
no temblarán los recuerdos
que nos alejan de la realidad.