27 febrero, 2017

Este sencillo cuadro de fracasos abiertos
en el que tantas miradas se detienen
confirmando sus victorias
de familia y sueldo fijo.

Estos versos de procedencia tímida
no pueden ofrecer seguridad alguna,
carecen de interés o rendimiento,
sufren de alergia hipotecaria
y tampoco pagan las facturas.

Compañeros de viaje,
tan inútiles y tan queridos,
suelen temblar conmigo
allí donde el asolador bullicio
de los días iguales impera.

26 febrero, 2017

Esta emoción de vivir la poesía
sintiendo en los matices cotidianos
el suave peligro de la sílaba,
en cada trance una estación azul
nos salva de la sorda mezquindad
y su sonoro juicio repetido
contrario a la emoción primera,
al peligro desbordado
de la vida en el arte
que late en las entrañas
de este incierto viaje
que un día, sin previo aviso, acaba.

22 febrero, 2017

Escribir poesía en dos mil diecisiete
se parece, sobre todo, a cualquier tarea
absurda como por ejemplo
aprender de memoria
números de teléfono
o contemplar el paisaje
cuando viajas solo.

Dentro de ese periódico
que ya nadie lee
(el papel cayó en desuso)
encontré esta mañana
un crucigrama con su nombre.

Aún a veces escribo poesía,
se parece bastante
a escuchar las palabras
que nos habitan el mundo
casi sin saberlo.