03 noviembre, 2014



Aquella quemadura de los nombres
donde el tambor de la especie detiene
el surco inmaculado de un verso,
esa pura conciencia de existir
alejado de la línea del tiempo,
círculo que recrea el universo
en el meollo de todo acontecer,
donde la eterna llama permanece.