14 enero, 2018



Alguna vez también 
pude soñar contigo 
en el trance de un poema 
y su bella libertad, 
onírica y salvaje, 
algunas noches raras
me encerraba conmigo 
abriendo la escritura 
a la otredad desierta 
que fuera me invadía, 
ajenas voces, musas 
trastornadas y azules 
ardiendo en la memoria
hasta besar el arte,
ocultas fuerzas
palpitando en cada sílaba
como una intensa marca
de vivencias rotas, 
era otro tiempo, 
entonces coincidían 
los versos y la vida,
materias de un sueño  
real como el dolor 
de este presente insípido 

ajeno a la poesía.

No hay comentarios: