02 diciembre, 2017

Antes de la intensa fiebre 
que amenaza con romper
la misteriosa claridad 
de tres años de silencio.

Antes de la sinrazón 
del ruido huracanado
y de tus ojos sin mí:
yo sin tus ojos sintiéndome 
estafado por las notas
de otra canción distante
cercana a la locura.

Antes del diamante y de la duda, 
del encaje del amor 
en los relojes muertos 
que computan sin sentido 
ese otro tiempo que nos mata.

Antes del desastre somos 
dos amantes, dos destinos
unidos por la noche y su candor 

hecho presente, luz, misterio y vida.

No hay comentarios: