06 junio, 2012



Sobre la nada 
beso el cuerpo del poema,
murmullo de serpiente blanca
en el esquivo cáliz de labios.

Verde atardecer de ojos,
emoción que relampaguea
sobre este cuerpo de sílabas.

Oración que me salvas del abismo,
no me salves nunca del amor,
hazme temblar de nuevo
en los pliegues de esta ciudad sin alma.


No hay comentarios: