30 mayo, 2012





Tú no sabes lo que es estar encerrado en una jaula de regreso al hogar 
donde la musa se retuerce y el espanto de raíz te ahoga con sus voces, 
tú no sabes lo que es tener ya canas en el corazón de tanto sobresalto inútil
ni entiendes el vacío que aúlla en cada matiz de ese cuerpo que acaricias cada noche,
tú que tienes miedo de mirar a las estrellas 
y te aterra enfrentarte a la vida con esta mirada singular que confiere el noble arte,
tú no tienes el valor de desnudarte porque jamás has pensado en el suicidio
y haces versos trabajados a conciencia como un artista fabricado en los talleres del sistema fundación,]
constantemente destripas palabras con postizos ademanes sin chispa.
Entérate ya, hipócrita cobarde, pasto del oxidado laurel,
el fuego de mi vida no está en venta ni obedece a reglas predecibles,
la poesía arde en mis venas desde que era un chaval y tú no tienes ni puta idea de lo que eso significa]
porque no tienes ni la más remota impresión de lo que implica ser poeta vivo
hoy, Madrid, 28 de mayo de 2012

No hay comentarios: